sábado, 23 de junio de 2007

sorpresas










Ayer cuando llegué a mi casa me esperaban dos sorpresas las flores de mi cactus (este es de la quinta del bolso) que se han adelantado un mes siempre florecía a mediados de Julio y un paquete con el intercambio de pdx que organizó Penamora.
Mi compañera de intercambio ha sido Mª Engracia y como llevaba tiempo amenazándola con chivarme a todo el mundo que tipo de personilla es y en los líos que me ha metido desde que tuve noticia de ella hace nueve meses, hoy cumplo esa amenaza y aquí tenéis las fotos de todas las cosas que me han regalado ella y todas las de la banda de intercambios en los que me he apuntado .Faltan los bloques de los intercambios porque están cada uno en su sitio: en un cojín, en una colcha y otros a la espera de destino .
También faltan los patrones de un quilt de una casa de muñecas que me regaló "la tieta Rosa" que los tengo a buen recaudo para que no me los copiéis. Tampoco están los bombones y caramelos(una tiene sus debilidades) y el gel de baño que me dejó la piel como una rosa.
¡¡ala!! para que se entere todo el mundo que clase de personas andan sueltas por ahí.

Tengo que contaros también que he puesto todo sobre mi silla mágica, porque me gusta muchiiiiiiisimo estuve media vida buscándola.
La primera vez que vi una silla así tenía cuatro o cinco años fué en casa de la señorita Eña, entré en la cocina con ella porque me iba a dar una cosita, de repente coje una silla que estaba arrimada a la mesa de la cocina hecha para atrás el respaldo y se convierte en "escalera" a mi me parecía que estaba viendo algo mágico pero no acaba aquí todo, empieza a subir por la escalera(yo la veía enorme) y de la parte más alta del armario saca una bolsa de tela de cuadritos me la da y al abrirla me encuentro con unos muñecos, y no era Navidad !! ni mi cumpleaños !!ni me iban a operar!! y me dijo que eran para mí y para mis hermanos. Yo estuve toda la tarde abrazada a la bolsa y desde la salita miraba para la cocina para volver a ver la silla mágica, antes de irme le dije que quería volver a ver la silla y ella riéndose me llevó a la cocina y me hizo la demostración de cómo funcionaba la silla.
Esta historia estuvo guardada en mi mente hasta hace unos años que hojeando una revista la vi y vino a mi cabeza toda la historia se lo pregunté a mi madre no fuera a ser que lo hubiera soñado y mi madre me dijo que efectivamente había pasado así tal como os lo he contado. a partir de aquí empecé a buscar la silla en todas las tienda de muebles que me iba encontrando llevaba la foto de la revista en la cartera, como si de un familiar se trataba, de vacaciones cuando me iba a otras ciudades preguntaba en las tiendas(una es así de pesada cuando quiere algo) total!! que después de tanto buscar y cuando casi se me estaba olvidando la historia iba de paseo con mi marido y la vi en una tienda que suelo ir a menudo y se llama "Pier impor" era la única que tenían la acababan de recibir y la habían traído por si tenía tirón traer alguna más, sólo me queda deciros que nos fuimos con ella puesta y que no sé si abran traído más pero desde entonces la disfruto, hay días que me da por mirarla y cada vez la veo más bonita, y también os diré que no la uso mucho de escalera pero para sentarse es muy cómoda porque tiene una altura muy buena y es muy amplia.

Espero que os guste mi silla y todos los regalitos de mis amigas cibernéticas

11 comentarios:

Carmen dijo...

Beatriz, que contenta se te ve, los cactus con flor son una gozada, los regalitos una pasada, y la silla una monada.
Ahora en serio, yo hace años tambien ví una de esas sillas, y me llamó poderosamente la atención, pero jamas he vuelto a ver otra. Disfruta de todo que tienes motivo, y buen fin de semana, besotes

Mª Engracia dijo...

Y como no te vamos a homenajear con todos esos regalitos si nos cuentas historias tan preciosas.

hilariamuñoz dijo...

Esos cactus sí que van adelantados, sí. Te has fijado en que hoy es la noche de San Juan? Pues si pones agua al fresquito y te lavas la cara, dicen que no te pondrás fea nunca, y a mí se me ocurre, que si según las tradiciones, al agua hay que añadir pétalos de flores, se podrían añadir esas? o es una pena cortarlas?, sí quizá con el agua sea suficiente. Anda aprovéchate del patio ese de que presumes y agüita al lado de los cactus.

Esa silla me ha hecho reir. Hace dos años la ví en una tienda del Paseo Marítimo de Gandía. Era igualita que esa. Paseábamos mi madre y yo, nos quedamos mirándola como bobas, y te aseguro que no se vino con nosotros porque ya éramos muchos en el coche. Realmente preciosa, útil y cómoda. Qué más se puede pedir?

La historia de niña es de esas que quedan en el recuerdo y al final una se pregunta, porque nunca se está segura de haberlo vivido, soñado, inventado. Por lo que se ve, sí la tuya era tan cierta que esperaste años para tener tu silla. O sea que no lo soñaste.

No siempre la vida es sueño. Hay sueños que se hacen realidad.

Y de los regalos ni hablo. Tus amigas entienden bien que son merecidos.

Yo no participo en intercambios porque tengo el tiempo muy racionado, quizá algún día me anime. Pero sí que me gusta aparecer por aquí.

Me sigue gustando este sitio.

DIANA dijo...

grazie per la visita al mio blog!!!buon cucito e buona domenica!!

aless.erre dijo...

whqt wonderfull cactus!
and when you know about another interscambio...please trill to me!!!!
I whant to enjoy with you.
Alessandra

luzblue dijo...

Que cosas más bonitas, no me extraña que estes contenta.
Pero...sniff.......veo que el mio aun no te ha llegado, espero que no se haya extraviado :-(

latietarosa dijo...

Pero, Beatriz como no te vamos a mandar cosillas, con las historias que nos cuentas, y con la manera de ser que tienes!!!!
si transpisas amistad por todos los poros de tu piel!!!!
yo ví a mil kilometros que eres una persona cariñosa, buena, y amiga de tus amigos :-)))

Rosana dijo...

Me encanta tu silla!!! Y con los mini pisos en los que vivimos ahora, es perfecta: dos en uno.

Quilting Journey dijo...

I love your magic chair and all the lovely gifts! Michele from the USA....http://with-heart-and-hands.blogspot.com

Belém dijo...

Cute story. It is like having a magic chair.

disa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.