martes, 31 de agosto de 2010

Sorpresas
















La paciencia no era una virtud que la adornara, pero estaba cargada de voluntad, se empeñó en enseñarme a coser con tres o cuatro años y para que no la diera la lata con el enhebrado de la aguja me ataba una hebra de hilo a un alfiler y me daba una tela blandita con la urdímbre muy abierta, yo me sentaba en la silla de coser a su lado mientras que ella cosía en la máquina, y me iba dando los recortes de tela que la sobraban, trozos de puntilla, un automático, un corchete, botones, una cremallera que no servía y con todo aquello venía la explicación correspondiente donde había que ponerlo, atiende no te despistes, no seas pesada, calladita estas más guapa, esas tijeras no tú tienes las tuyas.

Cuando íbamos a Pontejos siempre me compraba dedales, estas niñas crecen rápido y se les quedan chicos! todavía conservo esos dedales diminutos, lo que no conservo es el alfiletero amarillo con un pollito en la tapa, creo que el pollito no llegó a la estación de Sol.


Así fue como mi madre me enseño a coser y cuando tenía diez y once años bordé y cosí unos albumes que me valieron un Sobresaliente en labores y aquí tenéis algunas de las labores que hice, las que están en el álbum con forma de pez las hice con diez años para primero de bachillerato las que están en el que tiene forma de guindas las hice con once en segundo de bachillerato. ¿Qué os parecen? paciencia no tenía mi madre pero arte.........
Cuando uno hace obras en casa siempre se encuentra con algo que no espera y yo lo que no esperaba este año eran mis albumes de labores de cuando era pequeña ha sido una buena SORPRESA!!!





13 comentarios:

maria josé dijo...

Pues menuda sorpresa¡¡¡,,,desde luego que siempre gusta cuando te encuentras con cosas que has hecho con esa edad,,,además se ven muy bonitas,,,yo tb hice alguna cosilla,,tengo alguna guardada a ver si le saco fotos y tb os las enseño,,,
bsssss,,,

zulú dijo...

unos recuerdos preciosos :)
bss
M

Carmela dijo...

Recuperar estas labores que nos llevaron al mágico mundo de los "cosimientos" es una verdadera gozada. No se ven todas las fotos, debe haber algún problema con la carga, pero las que se ven son fantásticas. Yo estoy pensando acoplar mis muestras de cuando chica en una colcha que estoy empezando donde vivirán en buena concordia bordados de todo tipo y bloques tradicionales de patch.
Enhorabuena Beatriz.

parkerazul dijo...

¿A eso te has dedicado en vacaciones? Ya veo, ya, el baúl de los recuerdos no se acaba nunca.
¿paciencia? jajaja, eso no servía para nada.
¿Y sabes una cosa?, creo que hasta puede que llevara razón, tenía que enseñarnos muy deprisa.
Me encantan esos álbumes.

Un beso

Anita dijo...

Jolín ¡qué emoción! poder tener esos albumnes en tu poder. Yo que soy de tu generación también los hice pero... no se conservan. Mi madre de la escuela de la tuya igualmente agujas, hilo, lana o lo que fuera además del -niña vete a otro lado a dar la lata. Aunque eso sí me ayudó y me explicó lo que necesité para los muestrarios del bachillerato, como que yo recuerde el punto de incrustación.
Consérvalos como el tesoro que son. Bss.

pepa dijo...

Beatriz,reina , me has emocionado.A mi de pequeña me ocurrió todo lo contrario.Parecia que tenia azogue en el cuerpo y no podia estar sentada ni 5 minutos.En el colegio ya mayorcita siempre queria leer para escamotearme de las labores.Me tuvieron cosiendo con dedal ,aguja y sin hilo durante un mes hasta que aprendiese a usarlo.De mayor entre mi madre y mi abuela que tenian unas manos divinas me enseñaron y entonces sí lo consiguieron por lo que les estoy muy agradecidas pero te imagino tan pequeña y sentadita aprendiendo todo lo que te enseñaban,y eso me enternece mucho.Enhorabuena por tu post y sobre todo por ser como eres...Un abrazo

Ana María dijo...

Qué bonito Beatriz. Según iba leyendo parecía más una historia inventada. Qué bonitos recuerdos y qué bonito hallazgo. Envidio todas esas maravillas que conservas, y me alegra que las compartas.
Un besito

carmen dijo...

Jo Bea que bonito, yo también tengo algunos cosimientos que me hizo mi madre para poderlos presentar, pongamos que tenia 4 pies, los guarda mi madre, ya se los pediré.
Algo tendremos que hacer con eso.
Besitos

beatriz dijo...

Carmen , mi madre me enseñó a coser y a bordar pero las tareas del cole siempre las hice yo, las labores que ves en las fotos las hice yo solita.

Sabela dijo...

Preciosos los trabajos de nuestra infancia, que tiempos aquellos.
Yo alguna cosilla tengo en algun cajon de esos tiempos.
Un saludo.
Sabela

rosa dijo...

Me alegro mucho de tu sorpresa, yo cuando era pequeña no quería ver ni una aguja y fue de bastante crecidita que me dio por el punto de cruz y ahora por patchwork. Me ha gustado mucho tu historia y me alegro de que la compartes con todas nosotras. Besos
Mªrosa.

la tieta Rosa dijo...

No sabes como me gusta leer tus historias, y me encantaria guardar como tu mis labores de cuando empezé, son Tesoros Preciosos!

Chelo dijo...

<ufff, esto me ha hecho recordar que yo tengo los albumes con mis primeras labores. Lo que no sé´es dónde los guardé cuando me los trajo mi madre hace unos meses.
Cuántas cosas compartimos en esa generación.
Besos
Chelo