jueves, 13 de abril de 2017

RECUPERANDO



Tengo un grand foulard , el pobre ha tenido una vida muy intensa, no descansa ni en invierno ni en verano y eso ha ido haciendo mella en él.
Toda la pieza ha perdido color, se le van notando los años.
Lo curioso es que sólo se ha roto la capa superior, la guata y la trasera están perfectamente.

Esta primera foto es de la zona que está sin intervenir todavía porque está un poco mejor.


Aquí empiezan las fotos de la zona intervenida

En distintas ocasiones he ido zurciendo, sujetando, remendando en determinas zonas.




Ahora he decidido hacerle un "arreglo integral", esto sería impensable para una pieza de museo, pero yo lo que quiero es seguir utilizándolo.
Para ello quité todos los remiendos anteriores, sujete la tela de los laterales  y levanté toda la zona dañada.




Busque un trozo de tela que tuviera un color similar la coloqué y encima de ella fui poniendo lo que quedaba de tela y los trozos más grandes que eran recuperables.





Cosí todas las capas de tela con un diseño de puntadas en cruz para que quedara bien sujeto





Este es el revés que sólo ha perdido el color, la tela se mantiene intacta.





Y este es el resultado del trozo que llevo, todavía me queda mucha tarea, pero poco a poco voy avanzando, me gusta mucho como va quedando y lo que más me gusta es poder volver a utilizarlo sin miedo a perder trozos.

Cuando termine todo, iré revisando y si algún trozo no tiene sujeción suficiente, con hilo de bordar a máquina entonado de color lo sujetaré con puntadas pequeñitas.


12 comentarios:

Ligia dijo...

Mucho apego le tienes que tener a ese foulard para hacer esa rehabilitación tan minuciosa... En la primera foto antes de leer nada, ví una cara... ¡qué cosas! Abrazos

Ana Pimentel dijo...

Qué buena idea el poder recuperar lo. Te va a quedar muy chulo para volverlo a lucir!!
Besitos

Carmen dijo...

Beatriz, siempre pones la paciencia por delante de tus labores!!
Te va a quedar genial, y así lo podrás lucir de nuevo porque se ve una pieza preciosa.
Feliz día.

CosoQueTeCoso dijo...

¿Boro japonés?
¿Sashiko?
¿Zurcido español?
¿Zurcido madrileño?
En cualquier caso, un premio a la paciencia si que tienes, de mi parte.
Besitos.

Beatriz Muñoz González dijo...

cosoQueTeCoso, creo que es igual en todo el mundo, se le ponga el nombre que se le ponga, yo lo aprendí de mi madre y ella no tenía noticia de los trajos japoneses

Beatriz Muñoz González dijo...

cosoQueTeCoso, creo que es igual en todo el mundo, se le ponga el nombre que se le ponga, yo lo aprendí de mi madre y ella no tenía noticia de los trabajos japoneses

Piconela Vainicas y Entredos dijo...

Hola Beatriz!!! Precioso trabajo de rehabilitación que estás haciendo. Me maravilla lo bien que te está quedando. Felicidades por tu gran paciencia y buen hacer. Un besote y feliz Semana Santa.

Puri TresP dijo...

¡Menudo trabajo de restauración, Bea, solo tú eres capaz de enfrentarte a tan ardua tarea, como envidio tu paciencia! ¡Y encima te queda estupendamente!
un besazo

Rosa Rosa dijo...

Hola Beatriz.
Me alegra siempre saber las buenas labores que haces, el saber restaurar o reutilizar es algo muy bonito.
Una abraçada.

LA ENCAJERA dijo...

¡Menudo trabajo de chinos! Todo sea por recuperar aquello que nos hace sentir bien.
Besos

Marta FF dijo...

Beatriz, menuda restauración y conservación del foulard! el zurcido de encanta y además de restaurarlo vas a ir a plena moda!
Un beso enorme!

corapensa dijo...

Vaya trabajo de artista,enhorabuena