viernes, 27 de julio de 2007

labores de antaño






En 1945 mi madre asistía a clase en una escuela "de la Sección Femenina" en Don Benito un pueblo de la provincia de Badajoz .

Lo que más la enseñaron fue a rezar y a hacer labores el mérito es que ella tenía entonces 10 años y ha conservado hasta hoy algunas de esas labores, entre ellas un par de acericos que tienen cosidos "unos santos de papel".

Ella los tenía puestos en su cuarto (cuando era niña) en la pared al lado de la máquina de coser. En uno ponía los alfileres y en el otro las agujas y el dedal, el adorno de la luna lo tenía en otro lado colgado.

Las fotografías no les hacen justicia no se aprecian bien los lazos de seda y los abalorios que aún conservan

4 comentarios:

Nivaira dijo...

... ésto si hay que conservarlo.... tiene un valor increible ;-))
Silvia
http://nivaira.over-blog.com

Toñi P. dijo...

Son muy bonitos, pero seguramente es más bonito el valor sentimental. Que maravilla.

COSTURERA dijo...

Me encantan, sobre todo por el valor sentimental que tienen, yo tengo una aguja de crochet que era de mi abuela y el ultimo trabajito que estaba haciendo, tambien una navajita pequeñita de mi abuelo y una cajita preciosa, es una pitillera de carey, ya os pondre fotos de ellas y las guardo como oro en paño. Besitos

mjose.corapensa dijo...

Que maravilla, conservalo como oro en paño, cosas asi no se encuentran todos los dias