viernes, 26 de junio de 2020

FUNDA PARA EL BASTIDOR





Durante estos casi 100 días me ha dado tiempo a hacer muchas cosas y utilizar un montón de material que estaba guardando desde chica. Esto me ha servido para evadirme a ratos de lo que estaba pasando.

Hace tiempo que tenía ganas de hacer una funda al bastidor de acolchar y que dejara de andar rodando por ahí.

En estos días he tomado conciencia de lo que decía Virginia Woolf  con respecto a lo de tener una habitación propia. Ella la quería para escribir, a mi me hace falta para coser.

 Con eso de que estábamos encerrados y no iba a venir nadie desplegué el taller en el salon, he tenido la máquina de coser, la tabla de planchar, la base de corte, las cajas con el material, los hilos, botones, lapices etc etc todo absolutamente todo a mi disposición y claro así cunde ¡muchísimo!.
Es genial no tener que andar sacando las cosas y recogiendo cada dos por tres.

He utilizado guatas, fiselinas, estabilizadores que ni sabía que tenía, he terminado con el hilo de coser sólo me quedan unas bobinas de colores imposibles: naranja, verde rana, amarillo fluorescente y poco más  lo he gastado todo.
 Con los hilos de bordar me ha pasado lo mismo he gastado los muliné, los de carrete, de seda, buenos malos y regulares.

He utilizado botones y chuminadas del año de la tos y de las que no era consciente que tenía tantos.

Lazos, entre doses, puntillas, bieses. Hablando de bieses: he gastado los que tenía comprados y he aprendido a hacerlos con mis telas de dos o tres maneras distintas, la más curiosa es la que me ha recordado Maricarmen

Todo no iba a ser coser, también he visto muchísimos tutoriales de hacer cosas muy interesantes. He leido y no he dejado de investigar.

Resumiendo que ha sido toda una aventura y de todo lo que he hecho lo mejor es que no tengo UFOS
He ido terminando todo lo que he empezado y ya solo me falta acolchar un quilt y terminar de montar otro. Ya no me enrollo más y os dejo que veais en detalle la funda del bastidor

Por delante 

He aplicado con distintas técnicas a Sue Bonet, unos de los motivos que más me gustan en el patcwork, la he representando bordando y como no encontraba una que me gustara la he dibujado yo, eso sí he cojido algunos detalles como la banqueta y el pie del bastidor de distintas imágenes de pinterest.
También he bordado una frase que he visto en varios sitios y me la he apropiado




"Yo coso y tu ¿qué superpoder tienes?



 Por detrás 

 Unos hexágonos que es de las técnicas que más me gusta utilizar a demas de mi querida Sue, unas puntadas primitive y unos bordados. 

Todas estas telas forman parte de muchos de los accesorios de costura que he ido haciendo a lo largo de los años. (El último os lo enseñaré en una entrada futura) porque me gusta tenerlo "todo a juego"




En el interior dos tapacosturas distintos porque no tenía suficiente de uno solo. 



Bolsillo interior para organizar bien los bastidores




Detallitos de los que te regalan las amigas en los encuentros y en los intercambios, en los botones he enrollado un poco de hilo de cada uno de los colores que he utilizado en la aplicación de Sue.





La puntilla es de un curso que hice de encaje de bolillos hace más de treinta años. la etiqueta con la letra B es de cuando yo era pequeña de las que se compraban en las mercerías para marcar la ropa y venían en una cinta qaue había que cortar.

La inicial de punto de cruz es uno de los ejercicios que hacíamos en el colegio para "hacer mano"  y consistía en un trozo de lino dónde ibamos bordando un poco al tuntun pirulí, letras dibujos y demás cositas que nos llamaban la atención del libro de la maestra.

Ahora que está muy de moda el letering y la caligrafía he querido bordar mi letra para que quede recuerdo de ella.





Estos otros detalles son cositas que pueden ser más o menos útiles pero que adornan mucho y me encanta poner




Así están colocados los bastidores en el interior, son todos grandes de patchwork.

La funda tiene mucho trabajo porque lleva muchas puntadas a mano y a máquina que no se ven. Me da mucha alegría verla  y cuando paso por su lado me quedo mirándola como tonta ¿no os pasa a vosotras?





y así luce provisionalmente colgado en la librería, se me olvidó decir que mide 50cm de diámetro.


y ahora puedo volver a decir:

¡ OTRA COSA HECHA!

9 comentarios:

Pilarín dijo...

¡Qué preciosidad! No le falta detalle. Me encanta!!!! La mía sigue en mi lista de pendientes. ¡Qué envidia (sana) me da ver la tuya!

Besitos,
Pilarín

Carmen dijo...

Bravo!!! Beatriz sólo tu eres tan polifacética mezclando detalles en una labor!!
Te ha quedado muy original y muy bonita, así todos guardaditos, que bien!!
No me extraña que la mires y la remires, yo también lo haría!!
Por cierto que tengo pendiente hacer mi funda , pero no digo cuando será el día.
Feliz finde, un abrazo.

Isabel para ALROMASAR dijo...

¡Que estupendo que te haya cundido tanto el tiempo, Beatriz!
Este porta bastidor es una idea de lo más inspiradora: bonito y útil a más no poder.
Besitos

Esther dijo...

Un "super post" como no podía ser de otra manera, viniendo de alguien que tiene super poderes"🤩 Un bonito conjunto de reúne recuerdos, restos de tela, regalos, horas de costura, puntilla de otros tiempos... No me extraña que lo remires al pasar. El cuartito de coser da muchísimo juego, si a la Woolf le hubiese gustado el patch, el título del libro sería "Un cuarto de costura propio". Tú sí que sabes Beatriz!

Puri TresP dijo...

Qué buen provecho has sacado a estos días, Bea, tienes que haber currado mucho para acabar con tanto material almacenado! La bolsa me encanta, no podría ser más preciosa, que maravilla de detalles a cual más bonito, como no mirarla a cada momento!!
Un beso enorme, tengo ganas de verte amiga!!

Arish dijo...

¡¡Yo también quiero un cuarto de costura propioooooo!!
Es genial que hayas acabado con tantísimos materiales y tengo que felicitarte por la funda que tan primorosamente has cosido, las horas de trabajo se ven en tantísimos detalles, es una preciosidad tanto por delante como por detrás.
Disfrútala mucho y BESICOS.

OlgaQuilt dijo...

Una funda preciosa y práctica. Toda una obra de arte en donde se aprecia la dedicación y el cariño.

Todo una suerte tener una habitación para coser pero para los simples mortales el comedor es la estancia mas usada.

No se que nos pasa que tenemos todo por en medio como en una batalla campal.

Un beso muy fuerte.

olga

LA ENCAJERA dijo...

¡Uf...! Nena como te entiendo con lo de la habitación propia, yo la comparto con mi churri y siempre le digo que tarde o temprano lo echaré jjj...
En cuanto a la funda una preciosidad y muy útil y amplia así tiene cabida para más de un bastidor.
Besos.

María Dolores Jiménez Acevedo dijo...

Me ha encantado esa funda, tan trabajada, con tantos detalles, has aprovechado cosas bonitas que tenías, además muy práctica, te sirve de decoración si está cerrada, lo dicho un tesorito más para tener tus cosas. Un beso grande